La salud física y cognitiva de las personas de 75 a 80 años es significativamente mejor que las de ese rango de edad hace treinta años. Es comprobable en la fuerza muscular, la velocidad al caminar, la velocidad de reacción, la fluidez verbal, el razonamiento y la memoria de trabajo.

Esto se observó en un estudio realizado en la Facultad de Ciencias del Deporte y de la Salud y en el Centro de Investigación en Gerontología de la Universidad de Jyväskylä, Finlandia. “Esta investigación es única porque solo hay unos pocos estudios en el mundo que han comparado medidas máximas basadas en el rendimiento entre personas de la misma edad en diferentes épocas históricas”, dice la investigadora principal del estudio, la Prof. Taina Rantanen.

“Los resultados sugieren que nuestra #comprensión de la vejez ha caducado. Entre la población que envejece, se están produciendo dos cambios simultáneos: la continuación de los años saludables a edades más avanzadas y un mayor número de personas muy mayores que necesitan atención externa «, añade Rantanen.